5 restaurantes para no perderse en Colombia

5 restaurantes para no perderse en Colombia

Una excelente manera de descubrir nuevos lugares es a través del paladar, y en Colombia cada destino es un sabor por descubrir. Desde hace varios años, la oferta gastronómica del país ha aumentado en cantidad y calidad, permitiendo encontrar oferta para todos los gustos y presupuestos, resaltando los sabores locales e internacionales y permitiendo que una buena cena se convierta en todo un placer para los sentidos.

Para antojar a los viajeros, la empresa de viajes online Despegar recomienda cinco restaurantes que sorprenden por su originalidad al unir cocina profesional con conceptos artísticos diferenciales, atrayendo de esta manera a locales y foráneos:

La isla del cantante Andrés Cepeda

Enclavado en las montañas del municipio de Sopó, Cundinamarca y a 40 minutos de la capital colombiana se encuentra el restaurante Islamorada, que ofrece a sus comensales una experiencia más allá de lo culinario. Propiedad del famoso cantante Andrés Cepeda, cuenta con un terreno de 80.000 m² dotado de diversas áreas como un parque temático, una huerta e incluso una granja con animales exóticos. En cuanto a la comida, su carta fue recientemente renovada con más de 50 platos están inspirados en la gastronomía cubana, colombiana y de los cayos de la Florida, garantizando sabores y presentaciones fuera de lo común. 

Para llegar al restaurante, la mejor opción es alquilar un vehículo y disfrutar de un trayecto rodeado de los paisajes que ofrece la imponente sabana de Bogotá.

El patio más santo de Cali

En la capital del Valle se encuentra el restaurante Patio Santo, un lugar que con el paso del tiempo se ha convertido en visita obligada de los turistas que desean pasar una noche caleña inolvidable y disfrutar una excelente cena. Ubicado en el barrio Ciudad Jardín, este restaurante cuenta los viernes y sábados con show de salsa, mariachis y orquesta.

Si piensa viajar a la ciudad de la salsa, puede reservar a través de Despegar una actividad que incluye traslados, comida y bebida.

El exótico mundo de Andrés

En el municipio de Chía, se encuentra el restaurante Andrés Carne de Res, ícono de la gastronomía y la cultura colombiana, tanto así que se ha vuelto una parada casi obligada para los extranjeros que visitan la capital.

Andrés Jaramillo, su propietario, se ha transformado con los años en un personaje público gracias al éxito de su restaurante, que ha llegado a ser elegido como uno de los mejores 50 de Latinoamérica, lo que demuestra que lo exótico del lugar no opaca la calidad de sus platos. La especialidad son las carnes y la comida colombiana.

A través de Despegar se puede acceder a una actividad que incluye traslados hasta el restaurante, cena y seguros.

La cueva de los artistas en el caribe

La hermosa y alegre Barranquilla, guarda un tesoro que une la excelente cocina con la historia, la cultura y los sabores del caribe colombiano: La Cueva. Decir que este sitio es solo un restaurante es quedarse corto, pues allí se guarda gran parte de la historia del arte nacional, al haber sido lugar de encuentro de artistas como Gabriel García Márquez, Enrique Grau, Rafael Escalona, Alejandro Obregón y Cecilia Porras, por nombrar solo algunos.

Los visitantes no solo se quedarán con una excelente comida, pues el sitio es restaurante, galería e incluso tertuliadero. Resulta un excelente plan darse una escapada de fin de semana para visitar la ciudad y dedicar una noche a conocer este sitio, disfrutar su excelente música y respirar arte mientras se degustan excelentes platos.

A través de Despegar, los tiquetes a Barranquilla se pueden encontrar a partir de los 289.000 pesos ida y regreso, por persona, para el mes de noviembre saliendo de Bogotá.

Restaurante con sabor a música

En la zona rosa de la capital se encuentra Gaira, restaurante del famoso artista Carlos Vives. Este templo de la colombianidad y el folclor rescata toda la alegría y sabores de la gastronomía nacional.

El lugar rinde tributo a los músicos colombianos en un espacio cálido y acogedor, decorando cada ambiente con instrumentos, fotos, álbumes o recuerdos de los íconos de la cultura nacional. No es de sorprenderse si una noche cualquiera, mientras se está gozando del sitio, sube a tarima algún artista famoso o incluso uno de los miembros de la familia Vives… al fin de cuentas, arte es lo que le sobra a este lugar.

Banner click masivo abajo

Related posts