Agradecido con Dios, la familia y los amigos

Agradecido con Dios, la familia y los amigos

El ejercicio político en la calidad de candidato es un propósito que reúne varios elementos y factores, que deben ser manejados y/o controlados de la mejor manera para poder alcanzar el objetivo trazado.

El primer elemento corresponde a los recursos económicos. Continúa siendo preponderante el tema monetario en el desarrollo de las campañas políticas hoy en día, sin importar si es concejo, asamblea, alcaldía o gobernación.

Warren Buffett profirió la siguiente frase: “El precio es lo que se paga. El valor es lo que se obtiene”, para referirme a que los políticos tradicionales, así sean jóvenes, tienen claro que sin importar cuánto cueste llegar, vale la pena ganar porque por encima de todo están los intereses, aunque se tenga claro que el que paga para llegar, llega a robar.

El segundo elemento corresponde a las estructuras. Sin el anterior es casi imposible lograr éste, puesto que mantener estructuras cuesta plata y no poca plata, porque, aunque el voluntariado sea grande, no es suficiente para conquistar los objetivos políticos, pues entre más grande sea el equipo más costoso es mantenerlo.

El tercer elemento es la opinión. Este factor es fundamental para el logro del objetivo político, dado que los electores se dejan llevar mucho por lo que digan las mayorías y éstas se dejan moldear por lo que digan los medios. Quien tenga los medios de comunicación, incluyendo redes sociales, a su favor, tiene más posibilidades de ganar, pero para ello también es clave el primer elemento, pues la publicidad y el acceso a medios, tiene un elevado costo.

Conclusión, para el desarrollo de una campaña política el dinero juega un papel indispensable, pues éste, bien utilizado, no solamente costea una buena estructura, sino que también acerca los medios de comunicación y los pone al servicio de quien contrata y paga.

Luego de estas contiendas políticas en las que participé como candidato al Concejo Municipal de Neiva, he podido identificar que aún en la población, las ideas y las propuestas pesan mucho menos que la capacidad de maniobra de un candidato que juega con recursos económicos suficientes, no obstante, sí existen personas interesadas en apoyar iniciativas diferentes, nuevas, con contenido y con sentido, pero aún no son las suficientes, debemos trabajar más en eso.

Lo que sí queda es un agradecimiento infinitamente grande con nuestro Padre Celestial, con la Santísima Virgen María, con mi familia, soporte fundamental, con mis amigos, los que creyeron en mí y con todos aquellos que quisieron que entre todos cambiáramos esta vaina.

Finalmente, deseo expresar mi felicidad porque la lista de Fuerza Ciudadana, el movimiento al que pertenezco, logró conquistar un escaño, en cabeza de un joven brillante, Juan Diego Amaya, quien seguramente nos va a representar con decoro en el próximo periodo.

Por: Hugo Fernando Cabrera – hfco72@gmail.com
Twitter: @Hufercao04

Banner click masivo abajo

Related posts