Calzando sonrisas

Calzando sonrisas

La doctora Ana Isabel Valencia Hurtado, gestora social de Neiva como esposa del alcalde de la ciudad Rodrigo Lara Sánchez, y presidente de la fundación “Por nuestra gente”, es la líder de la gran jornada “Calzando Sonrisas” que se desarrolla desde las 8:00 de la mañana en la plazoleta de la Alcaldía Municipal.

Se ha impuesto como meta conseguir 3.000 pares de zapatos juveniles escolares de tallas 25 a 39 para obsequiárselos a otros tantos estudiantes de ambos sexos que carecen de ellos por las condiciones económicas de sus familias, especialmente en la zona rural y en los barrios más pobres  de la ciudad.

Superar la meta de 2.200 pares de zapatos nuevos distribuidos el año pasado en la campaña será posible porque “el corazón de los neivanos es bondadoso y solidario cuando de donar se trata”, dijo a la prensa local.

“No queremos que los niños y las niñas estén por fuera del calendario escolar porque no tienen sus zapatos, agregó. Es doloroso, pero se ven casos; por eso nuestro compromiso y mi labor es llevarle sus zapatos escolares para que estrenen”, reitero la gestora social.

Durante la jornada se realizan una serie de actividades artísticas, música en vivo a cargo de los jóvenes de Manos y Sonidos para la Paz y danzas a cargo de las escuelas de formación.

“Nosotros hemos priorizado niños de las instituciones educativas ubicadas en las zonas más vulnerables de la ciudad, niños de asentamientos, estratos 0 y 1 que realmente necesitan unos zapatos nuevos para ir a estudiar”, manifestó por su parte Alfredo Vargas Ortiz, secretario de educación, despacho que se encarga de la distribución de estos elementos.

La doctora Valencia Hurtado, con esta labor, ha demostrado además que el papel de la esposa del alcalde de la ciudad no es entrometerse en sus funciones administrativas y de dirección política, y lo ha hecho con tacto, discreción y elegancia, con lo cual se ha ganado el respeto y la admiración de los funcionarios de la Alcaldía que no se ven interferidos, como en épocas pasadas, por la acción abusiva de la esposa del mandatario.

AÑORANZAS

Añoro la época en que los empresarios eran dueños de periódicos y emisoras: los periodistas escribían las noticias y los comentarios; los locutores los leían correctamente; los vendedores de publicidad hacían los contratos.

Y los propietarios de los medios eran los dueños de su producción, pagaban correctamente a periodistas, locutores, y vendedores de publicidad y no arrendaban espacios en sus periódicos y emisoras.

Hoy, periodistas, locutores y vendedores de publicidad están reemplazadas por una sola persona: un señor que consigue y contrata cuñas; compra una grabadora y un espacio en la radio, y escribe solo elogios a quien le paga y diatribas a quien no le da contratos. La radio se volvió un espacio donde se hacen alabanzas a los ordenadores de publicidad que les firman contratos a estos señores y una cloaca donde se vierte estiércol contra quien no los contrata.

Por: Delimiro Moreno – morenodelimiro@gmail.com
Twitter: @opipaisa

Banner click masivo abajo

Related posts