El Cine y la Música tenían una deuda con Freddie Mercury

El Cine y la Música tenían una deuda con Freddie Mercury
La figura de Freddie Mercury es, sin duda, una de las más enigmáticas no sólo del mundo de la música, sino de la historia. La inspiración que ha dejado en el público sigue vigente y continúa marcando a generación tras generación. Cualquier obra que busque reflejar su paso por el planeta invariablemente le va a quedar pequeña a tan enorme personalidad.
 
Bohemian Rhapsody es el reflejo perfecto de la banda Queen en la pantalla grande. En la vida real, ningún integrante de Queen jamás brilló tanto como Freddie Mercury, quien, con toda justificación siempre se llevó reflectores, pero esto no significa que el resto de los miembros no aportaron a construir una de las mejores bandas de rock de la historia. La película de Bryan Singer entiende esto y nos presenta una narrativa sobre la creación de Queen que los sigue desde sus inicios como la banda Smile, hasta el concierto que aún es catalogado como el mejor de la historia moderna: los 20 minutos de Queen en el Live Aid.
 
Bohemian Rhapsody es como una bala disparada al aire, pues sale a toda velocidad narrando los primeros pasos de la banda y su rápido ascenso –demasiado rápido para los más exigentes–, hasta que llega a su presentación en Río de Janerio, momento en que la cinta disminuye su ritmo para ahondar en la personalidad de Mercury.
 
El británico nacido en Tanzania siempre quiso mantenerse al margen de los reflectores fuera del escenario. Tan evidente fue esto, que el público no supo de su situación de salud (el músico falleció de SIDA) hasta un día antes de su muerte. Bohemian Rhapsody respeta la eterna decisión del vocalista de Queen, pero tampoco pretende tapar el sol con un dedo, pues sí existen detalles de aquellas fiestas en exceso y se ve al protagonista batallando con su propia aceptación personal en relación a su orientación sexual. Incluso se llega a mencionar su amistad con el locutor Kenny Everett, aunque no se profundiza en ella.
 
Al tener a dos de los cuatro miembros de Queen como consultores creativos, Bohemian Rhapsody, tiene un sentido más honesto. Probablemente algunos se quedarán con las ganas de ver aquel lado de excesos y drogas en la vida privada de Freddie Mercury, pero él nunca quiso que se le conociera por eso. No existe la biopic perfecta y esta película no lo es, pero lo que sí logra es hacernos vibrar con cada nota y recordarnos que lo más importante para Roger Taylor, Brian May, John Deacon y Freddie Mercury es la celebración a la música. Como dice en algún momento la película: “somos cuatro inadaptados sin nada en común, que tocan para otros inadaptados, para los marginados al fondo del salón, que saben que no pertenecen a ese lugar, pero nosotros les pertenecemos a ellos”.
 
Bohemian Rhapsody es una película biográfica británica-estadounidense de 2018 sobre el cantante británico Freddie Mercury y el grupo de rock Queen.​ Fue dirigida por Bryan Singer, aunque Dexter Fletcher asumió el cargo de director las últimas semanas de rodaje tras el despido de Singer.​ El guion fue escrito por Anthony McCarten y fue producida por Graham King y Jim Beach, antiguo mánager de Queen. Está protagonizada por Rami Malek, Gwilym Lee, Ben Hardy y Joseph Mazzello.
 
El film se estrenó el 24 de octubre de 2018 en Reino Unido y el 31 en Colombia.
Banner OdontosaludP abajo

Related posts