El pico y placa para Neiva

El pico y placa para Neiva

La Administración Municipal ha venido anunciando en los últimos días, que estudia la posibilidad de implementar la restricción de circulación de vehículos automotores en el centro de la ciudad el próximo año, debido a las obras del Sistema Estratégico de Transporte Publico SETP que se vienen desarrollando y que afectan la movilidad.

Este tipo de medidas restrictivas que en un principio afectan la libertad de locomoción y el desarrollo económico de una ciudad, han sido adoptadas por ciudades como Armenia, Tunja, Manizales, Pereira e Ibagué, debido al incremento considerable del parque automotor, el menor desarrollo de la infraestructura vial y el cierre de vías debido a la ejecución de obras.

En el caso de Neiva se presentan los tres motivos y el inconformismo que ha generado en la ciudadanía el desarrollo de algunas obras del SETP, ha llevado a que la Alcaldía contemple la posibilidad de implementar el pico y placa en el centro de la ciudad, situación que merece un detallado análisis debidamente soportado en un estudio técnico de movilidad, que determine sus beneficios y consecuencias, así como la adopción de alternativas menos traumáticas para la ciudadanía.

Nadie desconoce que las obras del SETP nos traerán enormes beneficios en la movilidad de los neivanos en un futuro, pero lo que la gente reprocha es la falta de planeación en la ejecución de las obras, por ejemplo, intervenir simultáneamente tres de las cuatro vías que atraviesan a Neiva de sur a norte: la carrera 2ª, la carrera 7ª y la carrera 16, dejando sólo la avenida circunvalación como receptora del flujo vehicular de las otras vías afectadas, lo cual genera enormes trancones, mayores tiempos de desplazamiento, mayor contaminación por los tiempos de espera de los vehículos, irrespeto a las normas de tránsito, estrés y hasta intolerancia de los conductores.

Otra molestia la ha generado el anuncio de trabajos nocturnos en las obras para acelerar su terminación y minimizar sus impactos negativos, cosa que no ha sucedido hasta ahora, por el contrario, hay días como los fines de semana que, en obras como la de la Calle 2ª  entre carreras 7ª y 15 de Quebraditas, no se avizora un solo trabajador, entonces la percepción de la comunidad es que se va a ver afectada por mucho tiempo y la de los comerciantes del sector es que esta situación va a seguir afectando sus finanzas.

Antes de adoptar la medida de pico y placa, sería muy bueno que la administración municipal analizara la adopción de otras medidas que arrojaran los mismos o mejores resultados, como la prohibición total de parqueo en vía en el centro, el cambio de horario de atención en la Alcaldía de Neiva y Gobernación del Huila, contratación de orientadores viales para las horas pico en los sectores de influencia de las obras, contratación de cuadrillas para trabajo nocturno, señalización naranja transitoria para desvíos y vías alternas, entre otras ideas.

También se debe recordar lo expresado por los juzgados y tribunales administrativos en su jurisprudencia al respecto, que enseñan que la adopción de estas medidas debe superar el test de idoneidad, necesidad, proporcionalidad y razonabilidad, para que no sea derribada en acción de nulidad simple ante la jurisdicción de lo contencioso administrativo.

Finalmente, se deben considerar los impactos negativos de la medida, como la afectación del comercio de la ciudad, en especial el sector automotriz, la caída de las finanzas públicas en el impuesto de sobretasa al combustible, mayores gastos familiares en transporte y la generación de un segundo carro o moto en cada hogar.

Por: José Ferney Ducuara Castro – josefeducuara@hotmail.com

Banner OdontosaludP abajo

Related posts