Festival Folclórico de La Plata, postulado para Patrimonio Cultural Inmaterial

Festival Folclórico de La Plata, postulado para Patrimonio Cultural Inmaterial

El Festival Folclórico de La Plata, fue postulado para incluirse en la lista representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial del ámbito nacional

Con alrededor de 4.000 firmas de la comunidad plateña y cartas de apoyo comunitario e institucional de las alcaldías del suroccidente huilense y Oriente Caucano, el Alcalde Municipal de La Plata, Luis Armando Ricardo Castillo y su Secretario de Educación, Cultura, Deporte y Turismo, Yimi Fernando Losada Paya, en unión del resto de colaboradores y vigías del Patrimonio Cultural –Grupo Huiltur-, se reunieron el pasado 27 de febrero en las instalaciones del Ministerio de Cultura, en Bogotá, con Luis Fernando Arenas, Asesor del Grupo de Patrimonio Inmaterial de dicho ente gubernamental, con el fin de radicar el documento mediante el que se postula al Festival Folclórico y Sampedrino del llamado “Paraiso Folclórico del Huila” para ser incluido en la lista representativa de patrimonio cultural inmaterial –LRPCI-del ámbito nacional.

Es de todos conocido, que La Plata, por su interés en conservar las tradiciones, de fomentar la cultura, el folclor y las costumbres autóctonas del pueblo opita se ganó el título de “El paraíso folclórico del Huila”; precedente que hizo que la comunidad junto con la administración Municipal atendiendo la política pública de Colombia para la gestión y la salvaguardia de nuestro patrimonio, tuvieran la iniciativa de presentar tan importante postulación, a la que se espera se le dé el aval por parte de la autoridad competente para convertir así a esta fiesta, -que en concepto de muchos es uno de los mejores festivales que se desarrollan en los municipios que conforman el territorio huilense-, en un referente de cultura que quede materializado en el reconocimiento como patrimonio cultural inmaterial del ámbito nacional.

En el municipio de La Plata, por los días de fines de junio y principios de Julio, se desarrolla el Festival Folclórico y  Sampedrino del Occidente Huilense y Oriente Caucano, al que se le da toda la importancia y reconocimiento no solamente a nivel municipal sino departamental, como una de las festividades que concentra los ancestros, tradiciones, el folclor y las costumbres que desde sus orígenes han dejado un legado en la cultura opita y una huella en propios y visitantes al reconocérsele como la localidad en la que se vive una autentica y verdadera fiesta folclórica.

Durante el festival Folclórico y Sampedrino en La Plata, se enaltece el amor por la música, los rajaleñas, las comparsas, los matachines y, desde luego, la interpretación del sanjuanero huilense por parte de las candidatas que cada año exaltan este ritmo como uno de los más importantes dentro de la cultura popular folclórica de Colombia; todo ello permitió que la comunidad plateña tuviera a bien apoyar esta iniciativa de la Administración Municipal que solo busca sembrar en los infantes y la juventud el amor hacia lo autóctono para que se enorgullezcan de su cultura al hacerlos parte de los grupos musicales y de danza que engrandecen la festividad.

Ahora queda esperar que esta postulación sea acogida por la autoridad nacional que es el Ministerio de Cultura, para que se le otorgue el reconocimiento y se incluya al Festival Folclórico y Sampedrino de La Plata, dentro de la Lista representativa de patrimonio cultural inmaterial –LRPCI-del ámbito nacional.

A continuación se da a conocer parte del contenido que lleva la carta de postulación presentada a la Cartera de Cultura, por parte de la Administración Municipal de La Plata:

Reseña histórica             

En época marcada por la violencia en Colombia, en 1958 en la Villa de San Sebastián de La Plata, nace un sentimiento de esperanza de paz, pues a través del folclor las personas hallaron el camino para superar  disputas políticas uniéndose en un mismo goce festivo: la fiesta sampedrina, caracterizada en palabras de Carlos Julio Ibatá Quesada, por “la música nuestra con sus coplas, rajaleñas, bambucos y torbellinos”, así se organiza el primer festival sampedrino en La Plata, bajo un ambiente dónde la sangre de una misma patria era derramada entre hermanos.

El evento trasciende de la celebración festiva de San Juan (fiesta rural) traída por los españoles en época de colonia al Alto Magdalena y posteriormente San Pedro (fiesta de pobladores urbanos) consolidándose hacia finales del siglo XIX ya independientes de España.

Con el tiempo, ya constituido el Departamento del Huila (1905) y hasta nuestros días, esta temporada festiva hace parte de la memoria de la región. En La Plata “El Paraíso Folclórico del Huila”, se hace homenaje al legado campesino e indígena, sus formas de vida y de conquista en el amor, del canto al paisaje, a la esperanza y sueños de progreso. El gran compromiso es hacer memoria, fortalecer la identidad y sentido de pertenencia para que las futuras generaciones comprendan el legado cultural que les heredemos.

Del mismo modo, la carta de postulación da a conocer acerca del Festiva Folclórico y Sampedrino de La Plata, la:

Situación Actual

El Festival Folclórico y Sampedrino de La Plata, es el referente cultural que reafirma el título honorario del Municipio como “Paraíso Folclórico del Huila”, precisamente por procesos culturales en música (como rajaleñas y música andina colombiana), danza (como bambuco tradicional y sanjuanero huilense) y otras artes y oficios (como artesanías en calabazo) que, destacados por su arraigo, son asumidos como referentes de la identidad plateña.

Sin embargo, los procesos de globalización y transculturización, que la cotidianidad actual conlleva, amenazan con la desaparición de expresiones consideradas patrimonio cultural propias de La Plata y el Huila, por la espectacularidad de otras manifestaciones artísticas contemporáneas que atraen significativamente la atención de las nuevas generaciones (las cuales se caracterizan por tener una memoria muy corta). Por lo anterior, es vital hacer del Festival un momento de encuentro, intercambio cultural y convivencia, en el que se fortalezcan las dinámicas de paz y se haga frente a los impactos globales, de manera creativa y asertiva para la valoración y disfrute de la cultura viva y el patrimonio.

Por: Milton René Losada G. – TSM Noticias Bogotá

Banner click masivo abajo

Related posts