Los Simpson: una serie que se ríe del tiempo

Los Simpson: una serie que se ríe del tiempo

Muchos historiadores dicen que en 1989 cambió el mundo. Ese año, marcó el fin de la guerra fría, la caída del muro de Berlín y el fin de los regímenes militares en América Latina. Hace 30 años, el Dalái Lama ganaba un premio Nobel de Paz, un terremoto sacudió a San Francisco y Los Simpson llegaban a las pantallas de millones de televidentes.

Los Simpson no solo han estado al aire mientras los más históricos sucesos tienen lugar, también se han encargado de recrearlos apoyados de la diversidad de sus personajes. Cómo ignorar la narración sobre las guerras a través de la memoria del abuelo y de Skinner, o su forma humorística de contar cómo se originó el divorcio o el épico resumen de “La Odisea”, eso sí, sin dejar de lado su característica sátira social.

Porque si algo tiene la icónica serie de FOX Channel, es que sin importar en qué contexto se estén desarrollando las alocadas aventuras de la familia Simpson, siempre podremos ver reflejado algo de nosotros en sus estereotipados personajes, bien sea porque nos sentimos tan listos como Lisa o porque comparamos las decisiones tiránicas de algunos personajes de la política mundial con el Sr. Burns.

Ahora bien, si miramos al presente vemos que no solo las animaciones evolucionaron, también lo hicieron los personajes que se adaptaron al acelerado crecimiento tecnológico al que nosotros nos enfrentamos. En las primeras temporadas podíamos ver a un intrépido Bart haciendo bromas telefónicas a Moe, sin tener que preocuparse de que identificaran su número, mientras que ahora vemos a Homero enviando su propio gif (escondiéndose en los arbustos) mientras usa el celular.

Pero incluso en el presente Los Simpson han ido más allá, dejándonos el interrogante de si realmente predicen el futuro o nosotros, la audiencia que creció con ellos, la Generación “S”, los copiamos llevando a nuestra realidad lo que vemos en la icónica serie. Como ocurrió con la presidencia de Trump, la lesión de Neymar en el mundial, el pez de tres ojos y hasta las videollamadas llegaron antes a Springfield. Predicciones, casualidades o coincidencias que nos hacen decir una y otra vez: “Los Simpson lo hicieron de nuevo”.

No es de extrañar que, sin importar la edad, todos disfrutemos de Los Simpson. Grandes y chicos podemos sentarnos y reír con lo políticamente incorrecto de sus personajes y con frases que han quedado en nuestras mentes como “Yo no fui”, “Estúpido y sensual Flanders”, “No vives de ensalada” o el horrorizado “¿Alguien quiere pensar en los niños?”

Acá no importa si nosotros envejecimos mientras que Homero, Marge, Bart, Lisa y Maggie parecen quedarse atrapados en el tiempo, porque lo cierto es que ellos han estado en cada etapa de nuestras vidas y es a través de sus historias temporada tras temporada, que podemos ver reflejada nuestra sociedad y su evolución. Así que a partir de ahora no importa si eres generación X, Y o Z, porque lo que se ha demostrado es que todos pertenecemos a la “Generación S”.

Banner click masivo abajo

Related posts