Mucho qué hacer y poco que esPTAR

Mucho qué hacer y poco que esPTAR

Neiva sigue siendo la ciudad capital que sigue vertiendo sus aguas residuales a nuestro río Magdalena, una afrenta ambiental que en pleno Siglo XXI continúa ofendiendo a los habitantes de pueblos ribereños ubicados aguas abajo, muchos de los cuales surten sus acueductos de las contaminadas aguas del majestuoso río, en otrora orgullo patrio.

La construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales PTAR para la ciudad de Neiva, es un proyecto del cual se viene hablando hace muchos años, pero que se tornó de obligatorio cumplimiento, luego de proferida la Sentencia de la Sala Primera de Decisión del Tribunal Administrativo del Huila el día 27 de Junio del año 2005, dentro de la Acción Popular instaurada por la Asociación de Usuarios de Servicios Públicos Domiciliarios y Jorge Enrique Tovar Arias contra el Municipio de Neiva y otros, siendo tramitado el proceso judicial con el radicado 2004-00006.

El Tribunal en la Sentencia ordenó que el Municipio de Neiva, las Empresas Públicas de Neiva, el Departamento del Huila, la CAM y CORMANGDALENA, de manera mancomunada con recursos técnicos, institucionales y financieros, dispusiera que a más tardar en la vigencia del 2006, se defina, luego de la actualización y precisión de los estudios correspondientes, el sistema de tratamiento de aguas residuales del Municipio de Neiva, su  diseño y costo, para que también a más tardar en el año 2011, se haya construido y garantizado el funcionamiento de al menos una de las tres plantas de tratamiento proyectadas y que antes de finalizar el año 2015, se dé una solución completa al problema de contaminación por aguas residuales que el municipio de Neiva descarga al río Magdalena sin ningún tratamiento.

Desde esa fecha todos los gobiernos han venido realizando esfuerzos para dar cumplimiento a esta Sentencia, pese a ello y a encontrarse vencidos todos los plazos, la PTAR de Neiva aún no es una realidad y hoy, tanto el Municipio de Neiva como las demás entidades demandadas se encuentran en mora de cumplir dicho fallo.

En marzo de este año, la gerencia de Las Ceibas – Empresas Públicas de Neiva anunció que por fin Neiva tendría “Los diseños y la ingeniería de detalle definitiva. Se trata de un documento ajustado a las necesidades de la ciudad y acorde a las nuevas reglamentaciones en materia ambiental. Pero además un estudio que nos plantea la construcción de una PTAR más económica de las planteadas en administraciones.”, se dijo en ese momento.

Pese a tan soñador anuncio las cosas no son así, ya que en reciente debate en el Concejo Municipal, quedó al desnudo que el Contrato de Consultoría No. 009 de 2017 suscrito con Hidrosan S.A.S. para la actualización de estudios, se encuentra suspendido dado que está en proceso de revisión de los diseños, tramites de licencias y permisos, se requiere adquirir dos (2) lotes de terreno adicionales al existente, la cobertura del tratamiento de la planta solo cubriría a 175 mil habitantes, la vida útil de la misma, el costo de operación y mantenimiento le generaría a los neivanos un incremento en las tarifas, por sólo citar algunos inconvenientes.

Lo cierto es que, en el tema de la PTAR de Neiva, siendo un asunto vital para la sostenibilidad de la ciudad, ¡hay mucho que hacer y poco que esperar!

Por: José Ferney Ducuara Castro – josefeducuara@hotmail.com

Banner OdontosaludP abajo

Related posts