Qué difícil es hacer empresa

Qué difícil es hacer empresa

Inscribir una empresa en cámara de comercio es algo muy fácil. Basta con  tener 500 mil pesos y listo. Lo difícil es construir su infraestructura dotarla de servicios públicos, luego viene la tortuosa tarea de conseguir los permisos en el sector oficial, cuya cultura es el paso de tortuga, la tramitología y la extorción. (Con algunas excepciones)

Terminada la difícil tarea de montar las instalaciones y conseguir la “papelería” después de haber pasado por todos los filtros, viene lo más difícil que es sostenerlo a través de su posicionamiento, cualquiera que sea su intención empresarial. Las estadísticas nacionales nos indican que por cada 100 negocios que son registrados al año, solamente 25 sobreviven.  Ello indica el gran riesgo que se corre cuando se intenta hacer  empresa en Colombia.

En el Huila el escenario no es nada alentador. Nuestra economía cada día se deprime más y más, en razón a políticas de estado que acabaron con la contratación oficial en cuantía menor directa para pequeñas obras y suministros, que apalancaban a empresas nacientes y a profesionales recién egresados. La construcción de 2 represas que inundaron más de 15 mil hectáreas de tierras fértiles que producían en promedio 90 mil millones de pesos año, y 12 mil empleos entre directos e indirectos, ha llevado a la quiebra a muchas empresas locales, más las que emigraron del departamento ante la alta reducción en sus ventas.

Los 90 mil millones que se generaban en las áreas agrícolas y ganaderas impactadas por las repesaras Betania y El Quimbo, eran de vital importancia para nuestro encadenamiento  productivo, incluida la generación de empleo estable. Otra razones son la carencia de ese espíritu asociativo que tanta falta le hace al huilense y la pobre representación de nuestra dirigencia en la alta esfera nacional.

Para los micro, pequeños y medianos empresarios del Huila que han logrado sobrevivir, varios de ellos exitosos; mi más sincero reconocimiento. Quiero destacar de manera muy especial al doctor: ERNESTO YUSTRE  y a su esposa la doctora ALMA PIEDAD PEREA VALDERRAMA, que acaban de inaugurar una empresa fuera de serie, con mucho esfuerzo y tenacidad. El rancho “los tres potrillos”. Gran espectáculo de exposición equina, danzas, coleo, artistas llaneros, excelente atención y su gastronomía especial invita a volver. Es el único evento de este tipo que se realiza en la historia del Huila.

Mensaje: Mayor entusiasmo asociativo, más apoyo estatal, querer lo nuestro y erradicar la envidia.

Por: Miguel Rodríguez Hortúa – miguel.rh12@hotmail.com
Twitter: @miguel_rh12

Banner OdontosaludP abajo

Related posts